Miércoles, 23 de Junio de 2021 | 02:05
Transporte Aéreo

¿Podrá la aviación comercial enfrentar un nuevo año de pandemia?

Mucha tinta digital se ha utilizado a lo largo del 2020 para describir la forma en que la pandemia producida por el Coronavirus ha castigado (y sigue castigando) a la aviación comercial. No vamos a entrar en detalles, pero el año pasado muchas aerolíneas se han debido acoger a procesos de quiebra para seguir operando, muchas otras han desaparecido, mientras que las más grandes a nivel global y regional han necesitado más de una ronda de ayudas estatales multimillonarias, ya sea en forma de capitalización, subsidios o créditos.

 

 

 

Toda esta asistencia ha sido otorgada con el objetivo de sobrellevar la pandemia e ir recuperando, en tres o cuatro años y en forma gradual, los volúmenes de pasajeros y volver a ser sustentables en términos financieros. Hago mención a la recuperación gradual del volumen de pasajeros debido a que en la industria de cargas los niveles de actividad ya han alcanzo el volumen previo a la pandemia.

 

Pero la pregunta que está rondando nuestras estresadas cabezas a todos los que trabajamos en aviación, es si la aviación comercial en general está preparada para soportar un nuevo año con rebrotes, segundas y terceras olas de la pandemia. En las últimas semanas hemos observado nuevas restricciones que los diversos Estados están comenzando a implementar con el objetivo de minimizar el riesgo de entrada de nuevas cepas del virus a sus territorios, restricciones que van aumentando en intensidad.

 

Si esta tendencia global continúa, el tráfico de pasajeros podría volver a ralentizarse y las aerolíneas podrían verse nuevamente en la necesidad de dejar en tierra parte de sus flotas de aviones de pasajeros, volviéndose a generar nuevamente la gran y temida disrupción de la actividad, hundiendo más y más las expectativas de recuperación.

 

Por el lado de cargas, esto también generaría efectos adversos, aunque no tan abruptos. Si bien los volúmenes han recuperado el nivel previo a la pandemia gracias a la creatividad de las aerolíneas, que han implementado el novedoso y exitoso conceptos de Pfreighter (Passenger  freighters o vuelos de pasajeros transportando exclusivamente cargas), el gran costo lo han venido pagando los operadores de comercio  exterior (exportadores/importadores), quienes han debido afrontar tarifas de flete aéreo extremadamente altas (altas para ellos, aunque atractivas para las aerolíneas). Atentar contra los intereses de la fuente generadora de la actividad de cargas aéreas (exportadores e importadores) tensa mucho la cuerda del equilibrio financiero del comercio exterior.

 

Productos de alto valor agregado, como la industria farmacéutica, tecnología, etc., se verían menos afectadas por el incremento de fletes. Sin embargo, el tráfico de mercancías con poco valor agregado, cuyo valor en los mercados de destino está en el rango bajo de precios al consumidor, enfrentan un gran desafío. Un porcentaje (variable) de algunos productos, como carne equina de bajo valor y arándanos, han migrado al transporte marítimo, mientras que otros productos primarios no tienen otra opción que continuar con el flete aéreo (por las características perecibles), debiendo trasladar este incremento de costos indefectiblemente a los consumidores de estos productos que generalmente conforman la canasta básica de consumo. En estos casos, la demanda es más elástica que los productos de alto valor agregado, por lo que el aumento de precios genera una caída de la demanda, lo que impacta directamente en los volúmenes de carga aérea.

 

Si bien debemos mantener un saludable nivel de optimismo, esforzándonos día a día para que la aviación comercial continúe por la senda de la recuperación, la convivencia con variables totalmente fuera de nuestro control y con gran poder de daño nos obliga a ser realistas, analizar varios escenarios posibles y estar preparados para lo peor. Por lo pronto, la esperanza que tenemos, y en lo que tanto los Estados como las aerolíneas están haciendo un gran esfuerzo, es la inmunización masiva producto de la vacunación, lo que está evolucionando en forma dispar en las distintas regiones del mundo.

 

 

Revista Desafío Exportar

Fuente: www.NetNews.com.ar

DEJE SU
COMENTARIO

0 comentarios

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

NOVEDADES | 16.06.2021

El usuario promedio de comida online gastará cerca de 97 dólares al año

El usuario promedio de comida online gastará cerca de 97 dólares al año
COMENTAR
COMPARTIR

El consumo de comida en Argentina está entre los pilares del gasto doméstico, sobre todo en la pandemia en el que se notó un incremento de los pedidos a domicilio producto de dos grandes factores: el miedo a la Covid y el cambio de cultura que apunta hacia la conveniencia de las personas más que al sacrificio de tener que salir en un día de mucho frío como los que se aproximan.

COMERCIO EXTERIOR | 16.06.2021

Las llamadas retenciones a la exportación

Las llamadas retenciones a la exportación
COMENTAR
COMPARTIR

Las llamadas retenciones a la exportación, derechos de exportación en realidad, son una especie de impuestos que el estado argentino cobra a las empresas que exportan productos o servicios. Gravan las destinaciones de exportación para consumo, las que se calculan como...

ECONOMÍA | 16.06.2021

Actualidad tributaria nacional

Actualidad tributaria nacional
COMENTAR
COMPARTIR

La Argentina ya atravesaba una grave crisis económica cuando empezó la pandemia hace un año, por lo que fue uno de los países más golpeados del mundo en 2020, con una alta tasa inflacionaria, que afectó de manera más grave al consumo de los sectores vulnerables y no obstante...

Jan de Nul inició obras de dragado en el canal de acceso del puerto de San Pedro

Jan de Nul inició obras de dragado en el canal de acceso del puerto de San Pedro
COMENTAR
COMPARTIR

Jan de Nul Group, líder mundial en obras de infraestructura marítima, dragado, ingeniería civil y medio ambiente, comenzó importantes obras de dragado de profundización y de ensanches en el canal de acceso en el Puerto de San Pedro, que generarán una trascendente mejora en su operatividad, sobre todo teniendo en cuenta las condiciones generales del rio Paraná, provocadas por la bajante, y las excelentes perspectivas de exportación de granos de esta temporada.

Vacunas versus Marítimos

Vacunas versus Marítimos
COMENTAR
COMPARTIR

Acostumbrados a gobernar emparchando problemas con soluciones improvisadas, sin análisis y mucho menos con la lógica que brinda el conocimiento de la actividad para la cual se está legislando, los trabajadores del sector marítimo y fluvial lograron estar un paso más
cerca de la vacuna.