Miércoles, 21 de Octubre de 2020 | 02:27
NOVEDADES 24.09.2020
Salud

Regreso a las aulas: El desafío que enfrentarán los niños más pequeños al volver a alejarse de casa

 

Por Andrea Abadi.

Directora del Departamento Infanto-Juvenil de INECO.

Sin dudas, el ciclo lectivo del 2020 es un período atípico y sin precedentes en la educación a nivel nacional e internacional. Algunas provincias avanzan hacia las clases presenciales y otras, como es el caso de Buenos Aires, deciden prolongar sin una fecha establecida el retorno a las aulas. Lo cierto es que nos encontramos en una situación nunca antes experimentada, en la que no se cuenta aún con evidencia respecto a cómo impactará esta etapa en nuestra población infanto juvenil. Los niños se mantienen expectantes, y los padres preocupados, pero ¿cuáles son las consideraciones frente al regreso a las aulas?

 

El jardín y la escuela primaria simbolizan algo más que una mera instancia académica en la vida de los individuos. Es en ese período en el que los niños pequeños comienzan a transitar una gran parte de su tiempo lejos de casa y de sus padres, y desarrollan sus habilidades sociales, al interactuar con sus pares y maestros. Por lo general, deben llevar a cabo un proceso de adaptación para separarse de sus progenitores o figuras de apego al inicio de las clases.

 

 Sin embargo, ese proceso ha sido alterado en este momento debido a que el lapso transcurrido sin ir a la escuela se ha extendido más que las vacaciones de verano. Por lo tanto, es altamente probable que al regresar al colegio a pesar de tener deseo de ver a sus amigos y volver a la situación escolar, los niños pueden resistirse en mayor medida a separarse de sus padres o quienes los cuidaron en este perïodo, tras pasar un prolongado tiempo dentro de casa juntos.

 

En cuanto a la duración del período de readaptación, no es posible establecer un tiempo determinado. Volver a separarse de sus padres y cuidadores para quedarse en la escuela, es un cambio que quedará supeditado a los procesos internos y experiencias previas de cada niño. Por ese motivo, se los debe acompañar siempre respetando los tiempos de cada uno en particular.

 

Una de las situaciones que se han visualizado en las familias con hijos pequeños a lo largo del confinamiento ha sido la presencia del “pegoteo”.  Cuando un niño debe volver a separarse de sus padres, a partir de los tres años ya comprende que lo volverán a buscar al finalizar la jornada. No obstante, la actual situación epidemiológica ha ocasionado que la mayoría de los padres se queden cuidando a sus hijos, trabajen desde casa, y aquello derive en muchos casos en situaciones regresivas. Por ejemplo, dormir todos en la misma cama, vestirlos, o consentirlos por demás. Esto puede ser un factor que dificulte para algunos niños el proceso de adaptación al retornar a las clases presenciales.

 

Por otra parte, provincias como Catamarca, San Juan, Santiago del Estero, Formosa y Corrientes han comenzado en este último mes la vuelta a las aulas con los protocolos correspondientes. Pero al tratarse de una época de vivencias atípicas en donde prima la incertidumbre, no podemos afirmar si puede llevarse a cabo un retroceso ante estas medidas.

 

Por ejemplo San Juan, pionera en el regreso a las clases federales, ha sido la primera en dar marcha atrás luego de la confirmación de nuevos casos de coronavirus sin nexo epidemiológico entre ellos. Por lo tanto, estamos transitando un momento de suma inestabilidad. Sin emabrgo, los niños ya vivieron la experiencia de estudiar en casa y no asistir a la institución escolar edilicia, por lo que este retroceso no debería generar mayores dificultades ya que se trata de volver a una situación ya conocida.

 

Lo que podría resultar en complicaciones son la cantidad de reglas y normas nuevas establecidas al momento del retorno a la presencialidad. Este es uno de los temas más relevantes a los que debemos poner especial foco para comenzar a trabajar con los niños. Es fundamental que al volver a clases todos tengan incorporadas las pautas de distanciamiento físico, lavado de manos frecuente, uso de cubrebocas y las precauciones al pasarse objetos de uno a otro. Estas son medidas esenciales y es posible percibir que los chicos todavía no están concientizados o familiarizados en su totalidad con dichas conductas.

 

Los protocolos a seguir demandan una gran responsabilidad por parte de los alumnos. Por ejemplo, es habitual prestarse útiles en medio de tareas o jugar a menos de dos metros de distancia. Son medidas que pueden ser difíciles de asimilar para los niños y es por ello que deberíamos repensar en las modalidades de interacción en clase o cómo se llevarán a cabo los recreos y los juegos permitidos, ya que seguramente estas medidas nunca antes experimentadas representan un nuevo desafío, el de adaptarnos a una nueva normalidad hasta ahora desconocida para niños y docentes.

 

 

Revista Desafío Exportar

Fuente: www.NetNews.com.ar

DEJE SU
COMENTARIO

0 comentarios

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

La República Argentina, la Pandemia por Covid19 y otras pandemias.

La República Argentina, la Pandemia por Covid19 y otras pandemias.
COMENTAR
COMPARTIR

¿Se puede comparar Argentina con un hipotético barco, navegando en una densa neblina en una zona llena de rocas? El 11 de diciembre 2019 el barco entró en esta peligrosa zona, en el momento más difícil de la historia, con un Capitán nuevo que recibió “consejos equivocados”. Contra claras advertencia decidió no tomar un “Práctico” –un experto en el terreno que debe asistir al Capitán en una navegación segura- y así poder evitar que el barco termine en las rocas.  

Se necesitan empresarios

Se necesitan empresarios
COMENTAR
COMPARTIR

“Aún haciendo a un lado la inestabilidad debida a la especulación, hay otra inestabilidad que resulta de las características de la naturaleza humana: que gran parte de nuestras actividades positivas dependen más del optimismo espontáneo que de una expectativa matemática, ya sea moral, hedonista o económica. Quizá la mayor parte de nuestras decisiones de hacer algo positivo, cuyas consecuencias completas se irán presentando en muchos días por venir, sólo pueden considerarse como el resultado de los espíritus animales-de un resorte espontáneo que impulsa a la acción de preferencia a la quietud, y no como consecuencia de un promedio ponderado de los beneficios cuantitativos multiplicados por las probabilidades cuantitativas” (J.M.Keynes).

NOTICIAS BREVES
MEDIO AMBIENTE | 05.10.2020

Apagar el fuego es urgente, prevenir los próximos incendios una necesidad y restaurar las áreas quemadas una obligación.

Apagar el fuego es urgente, prevenir los próximos incendios una necesidad y restaurar las áreas quemadas una obligación.
COMENTAR
COMPARTIR

Sin duda, cuando los homínidos comenzaron a dominar el fuego hace más de 1,7 millones de años, la capacidad de nuestros antepasados de controlar a la naturaleza se incrementó y los humanos emergimos como especie dominante. Este dominio, como ocurre siempre, fue en desmedro de los más débiles. Especies animales y vegetales, procesos ecológicos, ambientes, paisajes quedaron atrás al compás del aumento de la población humana, el incremento de sus recursos tecnológicos y económicos y su nivel de consumo. El fuego fue, y en algunos casos sigue siendo, un recurso para calentarnos, protegernos, cazar y cocinar, malear metales, combatir enemigos y habilitar áreas para la instalación de cultivos.

El Banco Mundial y el Consejo Federal de la Hidrovía ¿Quién elaborará los pliegos de la licitación?

El Banco Mundial y el Consejo Federal de la Hidrovía ¿Quién elaborará los pliegos de la licitación?
COMENTAR
COMPARTIR

La licitación para una nueva etapa del dragado y mantenimiento de la hidrovía ríos Paraná-Paraguay es uno de los proyectos de mayor envergadura que tendría que llevar a cabo el gobierno de Alberto Fernández. Los montos de dinero que está en juego suscita todo tipo de teorías especulativas alentadas desde el propio gobierno toda vez que la versión oficial del proyecto es un ruidoso silencio.