Lunes, 23 de Noviembre de 2020 | 09:13

“Aumentar las exportaciones para no tener problemas en la balanza de pagos” Felipe Solá.

El pasado lunes de 10 de agosto de 2020, se llevó a cabo la primera reunión del Gabinete de Comercio Exterior.

 

La Casa Rosada fue la sede elegida para comenzar a diseñar las estrategias a adoptar para cumplir con la necesidad, del presidente Alberto Fernández en su búsqueda por conseguir divisas que nos permitan salir de la crisis económica actual.

Encabezada por el Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación , Santiago Cafiero y compañado por los titulares de las carteras de Economía, Martín Guzmán; de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié; de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Felipe Solá; del Banco Central de la República Argentina, Miguel Pesce y de la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, el encuentro duró tres horas y culminó con una nueva fecha en la agenda para dentro de 15 días, donde los funcionarios deberán presentar sus propuestas.

Al término de la misma Felipe Solá subrayó la importancia de “aumentar las exportaciones para que la Argentina no vuelva a tener el clásico problema de angustia en la balanza de pagos. Si se desbalancea, se necesita más dólares y no los tenemos, entonces o se escapa el tipo de cambio o empieza el endeudamiento”.

Las palabras del canciller son un axioma que los argentinos conocemos y padecemos en detalle sus consecuencias. Para quienes estamos en la actividad desde hace décadas, también sabemos que Argentina tiene potencial exportador más allá de los commodities, la industria cárnica y algunos que otros productos alimenticios. Pasar del campo a la góndola, y si además lo hacemos con productos orgánicos, es sin lugar a dudas uno de los caminos, pero no el único.

La industria del conocimiento sería un claro ejemplo con potencial de desarrollo, dado que el éxito de una empresa dentro de esta categoría podría generar en muy poco tiempo, una alta rentabilidad y con algo de “suerte” podría ingresar en el mundo de las unicornios - que son empresas que “la pegan”, (por simplificarlo de algún modo), con un desarrollo y pasan a valer mil millones de dólares en poco tiempo-. Dentro de esta categoría encontramos a AuthO, dedicada a la autenticación y autorización para aplicaciones web; Globant especializada en la transformación de empresas y servicios digitales; Mercado Libre, plataforma digital de compra/venta; Despegar, agencia de viajes online y OLX, plataforma digital de compra/ venta. Claro que cinco empresas unicornio, inclusive para Argentina es poco, pero de existir políticas claras y sobre todo solucionando los problemas históricos que tiene Argentina como inflación, déficit fiscal y presión impositiva, seguramente se podría construir otra realidad, más inclusiva y generadora de empleos de calidad que darían por finalizadas décadas de crisis económicas autoinflingidas.

 

Y el desafío no es solo económico. La logística juega un rol fundamental, ya que la incidencia del costo logístico en el precio final del producto en destino, variará de acuerdo a las políticas en el sector y allí se abre un abanico de complejidades donde la licitación del principal puerto argentino es uno de los escándalos a solucionar, seguido por la futura licitación de la hidrovía que vence el año próximo y pondrá a prueba la capacidad de gestión de la dupla Meoni- Fernández. Requerirán de una gran dosis de sabiduría para reconocer que todos los lobistas son lobos disfrazados de caperucitas, pujando por intereses nobles como los son el desarrollo de su región o la competitividad de sus productos. Y dentro de esta búsqueda por la competitividad, estarán quienes buscan el mayor calado para exportar la mayor cantidad de granos en un buque y por el otro lado se encontrarán el resto de los exportadores que buscan pagar la menor tarifa por peaje y gastos de puertos y eso significaría que un incremento en la tarifa debido un mayor calado - que no necesitan- los dejaría con un producto más caro, fuera del competitivo mercado internacional y daría por finalizado su sueño exportador.

 

Difíciles temas a resolver pero los hay más complejos aún. Existe un fuerte reclamo pendiente por parte de la marina mercante y de la industria naval, en su búsqueda por solucionar las asimetrías en materia impositiva que tienen los buques argentinos frente a los vecinos y competidores de Paraguay y Bolivia (podríamos sumar también a Uruguay que con sus recientes medidas impositivas y de radicación se ha convertido en una excelente opción, pero como no está dentro del reclamo del sector, por el momento vamos a excluirlo). El reclamo no se trata de un capricho y tampoco requiere de una ley dado que la firma de un tratado internacional desde la reforma de la Constitución en 1994, tiene rango por encima de una Ley federal. Esto quiere decir que el gobierno debería cumplir con los artículos 6, 7 y 8 del Capítulo III del “Acuerdo Internacional del Transporte Fluvial por la Hidrovía Paraná-Paraguay” celebrado en octubre de 1994. En dicho capítulo titulado “Igualdad de Tratamiento” se
dictamina que los países signatarios deberán armonizar sus respectivas legislaciones para crear las condiciones de igualdad, de forma tal que se permitan simultáneamente la liberalización del mercado, la reducción de costos y la mayor competitividad (art. 8). En su artículo 6º pronuncia que “…se deberá conceder idéntico tratamiento al que conceden a las embarcaciones nacionales en materia de tributos, tarifas, tasas, gravámenes, derechos, trámites, practicaje, pilotaje, remolque, servicios portuarios y auxiliares, no pudiéndose realizar ningún tipo de discriminación por razón de la bandera”. Estos artículos se plasmarían en la práctica haciendo que las embarcaciones argentinas tributen un 10% de Ganancias, 10
% de iva y 10 % de cargas sociales para solucionar las asimetrías existentes con Paraguay y Bolivia o bien, deberían conseguir que todos los países miembros aumenten la carga tributaria para sus embarcaciones, igualándo con la Argentina llevando la tasa de Ganancias al 35%, el IVA al 21% y las cargas sociales entre en 26 al 37% (icluyendo ART, cuota sindical, obra social, etc)

 

Y todas estas problemáticas que deberían ser resueltas por expertos, es ilusorio lleguen de la mano de los legisladores del PARLASUR que conocen de comercio exterior tanto como Milagro Sala o cualquiera de los parlamentarios cuyas currículas ostentan capacidades que van desde ser buenos punteros políticos de los pueblos del interior, algunos abogados, un ingeniero, un contador, un vicegobernador, 3 sindicalistas, una legisladora abogada especialista en derechos de familia cuyo hermano adeuda 18 años de alimentos a su hijo y una tocaya de Sala, con denuncia por privación ilegal de la libertad, entre otros. Si se esperan resultados con este rejunte de iletrados en la materia, es posible que no lo encuentren.


El futuro es incierto y poco alentador. El equipo encargado de la tarea deberá buscar soluciones cuasi imposibles de alcanzar en lo inmediato, principalmente porque atentan contra su ideología. Control de cambios y comunicados del Banco Central que diariamente cambian las reglas del juego. Importadores y exportadores que además de ser expertos en sus productos o servicios a nivel local, deben serlo también en la internacionalización de los mismos, sumando un experto con conocimiento en materia cambiaria y en regulaciones aduaneras. Pero además y sobretodo, deberán sobrevivir a la cuarentena por COVID-19 y a la otra pandemia endémica que nos aqueja desde hace décadas, que son los sucesivos gobernantes expertos en generar impuestos, malversar recursos y destruir empresas.

 

Por Paola Batista

@PaolaDBatista1

Fuente: www.NetNews.com.ar

DEJE SU
COMENTARIO

0 comentarios

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

Si esto no es un cepo…

Si esto no es un cepo…
COMENTAR
COMPARTIR

Para los que hemos vivido el corralito y corralón del 2001, el cepo al dólar del 2012 y tantas otras situaciones en nuestro mercado financiero y de divisas, escuchar la palabra CEPO tiene una carga emotiva muy alta. 

NOVEDADES | 16.11.2020

10 Hechos sobre Ciberacoso

10 Hechos sobre Ciberacoso
COMENTAR
COMPARTIR

“En pandemia millones de jóvenes online permanecen hiperconectados. Los agresores esconden fácilmente su identidad y se cuentan por millones. Es importante entender que el mundo digital atraviesa la vida de los niños y niñas y ser conscientes de los riesgos devenidos del uso de los dispositivos”, sostiene en base a datos propios, Gabriel Zurdo, CEO de BTR Consulting, especialista en ciberseguridad, riesgo tecnológico y de negocios.

NOTICIAS BREVES