Viernes, 30 de Septiembre de 2022 | 19:18

Un sector energético con muchos problemas y grandes oportunidades

Daniel Montamat Por Daniel Montamat
Ex Secretario de Energía- Ex Presidente de YPF

Empezaban a despejarse los nubarrones del Covid y la economía mundial se recuperaba del coma auto inducido que la paralizó en el año 2020. En los foros internacionales volvía a hablarse de la necesidad de acelerar medidas para enfrentar otro problema de dimensiones planetarias como el cambio climático.

Recobraba fuerza el imperativo político de alcanzar el objetivo de cero emisiones netas de CO2 para mediados de siglos con metas parciales para el 2030. Todo hasta que en febrero del 2022, en una abierta guerra de agresión, la Rusia de Putin quiere deglutirse a Ucrania, abriendo una caja de Pandora e instalando el temor de “una tercera guerra mundial” con alguna probabilidad de uso de armas nucleares. ¡Vaya mundo!: pasamos de establecer metas para el 2050 pensando en la responsabilidad intergeneracional con el desarrollo sustentable y el cambio climático, a vislumbrar la perspectiva presente de autodestruirnos. El “Homo Deus”  que imaginó Yuval Harari en un siglo XXI  libre de “hambrunas, pestes y guerras” fue una ilusión. Reapareció  el homo sapiens como “lobo del hombre”.

 

Rusia es un actor de primer orden en el paradigma energético mundial dominado por los fósiles (petróleo, carbón, gas natural). Y el sector energético  va a ser uno de los más afectados por el conflicto bélico. Europa importa de Rusia el 40% del gas que consume (unos 383 millones de m3/día de gas natural que vienen de tuberías, y 41 millones por barco-GNL), y cerca del 26% del petróleo que utiliza (entre 4/5 millones de barriles/día).  Esos flujos de gas provenientes de Rusia todavía siguen circulando por la infraestructura existente. Si se cortaran, las cotizaciones del petróleo y el gas podrían alcanzar picos históricos muy superiores a las actuales. Es interesante que el conflicto bélico vuelve a poner sobre el tapete el predominio del paradigma fósil (más del 80% de la matriz primaria), no sólo porque la guerra convencional es movilizada por petróleo y derivados, sino también porque el petróleo, el carbón mineral,  e incluso el gas natural tienen desarrollados sistemas logísticos que los hacen más manipulables y operan como sustitutos próximos el uno del otro. La guerra privilegia la energía disponible, barata y, por sobre todo segura. En un mundo global varado en un conflicto bélico de consecuencias imprevisibles, el paradigma verde, que empezaba a consolidarse en distintas tendencias (sustitución de carbón por gas natural, energías renovables y electrificación de la matriz de consumo final) se vuelve gris.

 

"La energía vuelve a poner en jaque a una economía que no genera suficientes dólares para importar, y que, por los niveles de inflación, ya no dispone de la emisión irrestricta de pesos para enjugar los déficit de un festival descontrolado de subsidios"

 

El conflicto encuentra a la Argentina con un presente energético sombrío. Volvimos a entrampar la energía en políticas de corto plazo: reglas contingentes, congelamientos de precios y tarifas en un contexto de creciente inflación, cepos y controles disuasivos de nuevas inversiones  en capital fijo, y ausencia de un rumbo orientado por una estrategia de largo plazo. Gracias a los rendimientos y a la curva de aprendizaje en Vaca Muerta estamos produciendo un poco más de petróleo que en 2019 con destino al mercado externo, pero la producción de gas sigue estancada. El año pasado reincidimos en el historial de déficits energéticos con impacto en las cuentas públicas y en las cuentas externas. Los subsidios energéticos alcanzaron los 11000 millones de dólares (12000 si agregamos el subsidio a la inversión), y la balanza comercial del sector volvió al rojo (negativa en 559 millones de dólares). Son subsidios que se financian con emisión inflacionaria, y son importaciones de energía que demandan divisas. Este año, con las nuevas cotizaciones del gas y del petróleo el informe Carta Energética de Montamat & Asociados proyecta una balanza energética deficitaria de alrededor de 5300 millones de dólares, con importaciones de 11500 millones (datos similares a los del 2015). A su vez,  aún con los aumentos anunciados en gas y electricidad (segmentación tarifaria mediante)  el informe estima que los subsidios energéticos van a seguir creciendo entre un 20 y un 30%. La energía vuelve a poner en jaque a una economía que no genera suficientes dólares para importar, y que, por los niveles de inflación alcanzados (además de los compromisos de emisión asumidos con el FMI), ya no dispone de la emisión irrestricta de pesos para enjugar los déficit de un festival descontrolado de subsidios.

 

Si la Argentina tuviese hoy un sector estratégicamente orientado al desarrollo intensivo de los recursos hidrocarburíferos (petróleo y gas), con precios alineados a los internacionales, y una economía con tasas de riesgo similares a las de nuestros vecinos, las noticias sobre el impacto de la guerra en la energía mundial hubieran permitido evaluar oportunidades excepcionales de negocios para valorizar el gas  ampliando nuestra oferta petroquímica, además de negociar contratos de largo plazo de GNL con una Europa ahora obligada a reducir su dependencia del gas ruso. Todo esto mientras maximizábamos  la producción y exportación petrolera. Sumamos a los daños emergentes de las costosas importaciones, el lucro cesante de las oportunidades de exportaciones perdidas.

 

Pero no todas son fracturas y discontinuidades en la industria energética argentina. En materia de generación renovable en el año 2021 siguieron ingresando proyectos de los planes Renovar 1.0, Renovar 1.5, Renovar 2.0 y MATER (proyectos entre privados) por 1002 MW. Todos programas provenientes de la administración anterior. Con esas incorporaciones  las energías renovables alcanzaron una participación del 13% promedio de la demanda total del SADI. En el 2015 su participación era ínfima.  Se espera que con los aportes de los proyectos que restan de las licitaciones RenovAr adjudicadas por el ex-Ministerio de Energía y Minería de la Nación se podrán incorporar otros 900 MW de potencia renovable adicionales y se mejore al 15% la participación de las energías alternativas en la matriz energética en los próximos dos años. Hasta enero del 2022, de los 143 proyectos adjudicados en estos tres programas, 82 proyectos están en operación actualmente por 2877 MW y otros 28 proyectos están en construcción por 900 MW los que mayormente ingresarán en el año 2022/23. Al mes de febrero del 2022, la potencia instalada total de renovables es de 5121 MW, y aún sigue siendo un desafío difícil de lograr en el presente cuadro energético el 20% de participación de renovables en la generación que establece la Ley 27.191 para el año 2025. Pero así como el desarrollo de los recursos no convencionales y el recorrido de la curva de aprendizaje en la nueva tecnología de fracking ya es una realidad entre nosotros, la presencia de parques eólicos y solares y sus tecnologías de costos decrecientes también es una realidad que trasciende la coyuntura. El potencial del país en el desarrollo y explotación de petróleo, gas, energías renovables y productos asociados a estas fuentes (petroquímica, hidrógeno, gasoductos virtuales, parque vehicular, etc.) son inmensas.

 

La prueba y error de tropezar varias veces con la misma piedra, deja una nueva enseñanza para la etapa que vendrá. El desarrollo del potencial energético depende de ingentes inversiones. Esas inversiones privadas  (nacionales e internacionales) para recapitalizar el sector y desarrollar su potencial requieren de una macroeconomía estable, de una Argentina integrada al mundo y de una microeconomía sectorial que asegure referencia de precios que reflejen costos económicos, reglas de juego perdurables con instituciones previsibles, y una estrategia energética de largo plazo que asuma la transición de la matriz argentina sin dejar de aprovechar las ventanas de oportunidad que el mundo nos ofrece.

 

Fuente: www.NetNews.com.ar

DEJE SU
COMENTARIO

0 comentarios

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

ADUANA | 26.09.2022

El CDA celebra la nueva resolución dictada por la Administración Federal sobre el Régimen de Courier

El CDA celebra la nueva resolución dictada por la Administración Federal sobre el Régimen de Courier
COMENTAR
COMPARTIR

 El Centro Despachantes de Aduana (CDA) celebró entre sus asociados la Resolución General N° 5260/2022 publicada en el Boletín Oficial el pasado 23 de septiembre. Y no es para menos, dado que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) resolvió REDUCIR considerablemente, de U$S 3.000 a U$S 1.000 POR VUELO, el valor FOB de las mercaderías que ingresen al país a través del Régimen de Importación por Prestadores de Servicios Postales PSP/Courier. 

La grieta de la grieta.

La grieta de la grieta.
COMENTAR
COMPARTIR

Días atrás se conoció la noticia acerca del despido del Subsecretario de Puertos y Vías Navegables, Leonardo Esteban Cabrera Domínguez. La resolución 613/22 fechada el 15 de septiembre dispone “el cese de funciones en el cargo… “

Escándalo en APM terminals

Escándalo en APM terminals
COMENTAR
COMPARTIR

13 organizaciones vinculadas al comercio exterior argentino denuncian a la Terminal 4 del puerto de Buenos Aires, la compañía danesa A.P. Moller - líder en logística portuaria y operadora de la marítima Maersk, por paralizar las operaciones de comercio exterior.

Nueva campaña de dragado en el Canal del Toro

 Nueva campaña de dragado en el Canal del Toro
COMENTAR
COMPARTIR

Compañía Sud Americana de Dragados, filial local de Jan de Nul Group, líder global en obras de infraestructura marítima, portuaria, ingeniería civil y medioambiental, inició la tercera campaña de mantenimiento en el puerto de Bahía Blanca, que consisten en un sobredragado de 3 pies de profundidad en el Canal del Toro y Canal Exterior entre las progresivas Km 60 y Km 80, como parte del contrato vigente con el Consorcio de Gestión.

POLITICA | 07.09.2022

Sin una nueva estrategia, Argentina no tendrá oportunidad de tener Marina Mercante

Sin una nueva estrategia, Argentina no tendrá oportunidad de tener Marina Mercante
COMENTAR
COMPARTIR

La República Argentina requiere del diseño de una nueva estrategia para el desarrollo y la transformación de su realidad naviera y de la industria naval. Una tarea que demandará la participación de nuevos actores políticos con capacidad «de ver a través de la montaña», con visión prospectiva y un acabado conocimiento de la realidad internacional.

Los 10 mejores consejos para reducir la carbonización en las operaciones marítimas

Los 10 mejores consejos para reducir la carbonización en las operaciones marítimas
COMENTAR
COMPARTIR

Las emisiones se han convertido en un factor clave en la toma de decisiones para las organizaciones que se ocupan del transporte marítimo. Existen numerosas oportunidades para considerar la descarbonización a lo largo del ciclo de vida del viaje, desde el análisis y la programación previos a las instalaciones, hasta las operaciones en curso del viaje, la liquidación y más. 

POLITICA | 07.09.2022

Elecciones 2023 - Continuar con lo mismo o cambiar?

Elecciones 2023 - Continuar con lo mismo o cambiar?
COMENTAR
COMPARTIR

En los últimos 74 años la Argentina vio pasar decenas de gobiernos de diferentes matices, pero siempre gobernados desde el oficialismo o desde la oposición por el peronismo. Desde la oposición siendo una piedra en el zapato del gobernante de turno que les impedía la gobernabilidad. Setenta y cuatro años de vida del país y ni un solo estadista gobernando.

AGENDA
  • 21/9 El ITBA lanza una certificación avanzada en business analytics

    La Escuela de Innovación del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), abrió inscripciones de la "Certificación Avanzada en Business Analytics". El programa ejecutivo tiene por objetivo introducir conceptos y aspectos técnicos de Data & Analytics desde una perspectiva ejecutiva.