Lunes, 21 de Septiembre de 2020 | 15:46
Economía

El mundial que tenemos que ganar; son los servicios!

Gastón Marando. MBA Universidad Austral. Profesor invitado en Universidad Austral, también se desempeña como Gerente en investBA, agencia de Promoción de Inversiones.

Hace un par de años me tope con una editorial en el New York Times que marcaba una dura crítica sobre la realidad del país a todo nivel cuyo diagnóstico arrojaba un estado de estancamiento pero sobretodo una luz hacia final del túnel. Es decir, esperanzador. Me quedo con la frase que escribe en su carta John C. Broome; ‘‘Sepan vender lo que pueden ofrecer, sean prósperos como lo fueron en el pasado’’.

 

La internacionalización de empresas hace un perfecto match sobre esta cita en el New York Times ya que refleja entre otras cosas la oportunidad del país para ganar competitividad en el desarrollo económico y creación de riqueza para la Argentina. La internacionalización entendida como el vehículo que tiene el país para recuperarse y crecer. Es una dura realidad que estemos exportando el 0,25% a nivel mundial. Argentina tiene que despertarse urgente teniendo en cuenta que la Organización Mundial del Comercio estima una reducción del comercio mundial entre 13% y 32% (OMC) por el efecto directo de la pandemia.

 

En la economía argentina, más del 60% de las divisas por exportaciones se explican por los agroalimentos. Un claro camino es la innovación en la matriz productiva actual, potenciar industrias y sectores tradicionales para crear de la simple unión de ellos, sectores de servicios de alto contenido de valor agregado, cadenas globales de valor y a su vez empezar a pensar en crear una marca país arraigado por ejemplo en varios verticales de servicios; por mencionar algunos, agrobusiness, nanotecnología, medtech, biotecnología, fintech, blockchain entre muchos otros sectores. Argentina fue incluida en la lista de economías más innovadoras en el informe de la compañía financiera Bloomberg. Algunos diferenciales validados como liderar el nivel de inglés en la región según EF English Proficiency Index, poseer una gran cantidad de Universidades (41), más de 500.000 estudiantes universitarios, 80.000 estudiantes de intercambio, huso horario, empresas que han superado la valuación de más de USD 1000 millones hacen de los servicios una alternativa real para seguir fomentando una matriz productiva diversificada de cara a los próximos años.

 

En complemento, la exportación de servicios significa una verdadera oportunidad para seguir mejorando las métricas de exportación y sobretodo la creación de empresas en Argentina. Otro tema pendiente que tiene el país y que nuestros vecinos de la región muestran mejores ratios de cantidad de habitantes sobre empresas. El periodista y economista José Del Río sugiere que la densidad de empresas per cápita es realmente baja en comparación con países como Brasil, Colombia, Chile. Es decir cuántas empresas se generan cada 1000 habitantes. En promedio en la región es 44 empresas cada 1000 habitantes, Argentina 15 cada 1000 habitantes dentro de un universo es de 610.000 compañías. Sumado a esto en 10 años la cantidad de empresas exportadoras de Argentina cayó de 14.251 (2008) a 9529 según Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

 

No es un discurso maniqueo entre bienes vs. servicios, el foco está puesto en mostrar las oportunidades reales para fomentar el desarrollo productivo de los servicios basado en el conocimiento (SBC) y su vinculación con diferentes sectores de la economía y sobretodo haciendo especial énfasis en exportaciones. Siguiendo con los SBC creo que tenemos una buena oportunidad para volver a la senda de progreso y creación de riqueza. No es una grieta entre commodities, MOAs, MOIs vs. servicios, sino prestar mayor atención por medio de políticas activas para que estos últimos  puedan tener un KPI (key performance indicator) superior en términos de exportaciones mediante su crecimiento exponencial.

 

Este crecimiento exponencial lo limita algunas acciones de corto plazo que inciden en la performance exportadora del país, en concreto, no se puede tener un buen KPI exportador cuando se mantienen derechos de exportación tanto al agro como a los servicios para equilibrar las cuentas fiscales. En lo referente a servicios, la exportación de las prestaciones de servicios tributa un derecho del 12%, el que no podrá exceder de $4 por cada dólar estadounidense del valor imponible, este derecho rige hasta el 31 de diciembre de 2020, según se establece en el Decreto 1201/18 pero en enero de este año se redujo al 5%. Sería una gran noticia para el ecosistema local de empresas si se eliminará definitivamente hacia fines de año.

 

Citando a Sergio Candelo, presidente de la Cámara de software y servicios informáticos (CESSI) dentro de 10 años se estima la creación de 500.000 nuevos puestos de trabajo directo por esta única industria y a su vez exportar USD 10.000 millones. Hoy el sector de servicios de software hay una demanda insatisfecha de entre 3000 y 10.000 puestos de trabajos sin cubrir. Hoy el salario promedio de la industria está un 40% salario por arriba de la salario básico de la Argentina. Esto llevado al país que posee una economía que demanda empleo en cifras alarmantes, hace que la generación de empresas ligada a los servicios pueda ser una verdadera solución a cuestiones como la generación de empleo directo.

 

Exportaciones

En 2019 Argentina terminó con una balanza comercial superavitaria, la facturación por exportaciones sumó USD 65.115 millones, con un crecimiento interanual del 5,4%, mientras que las importaciones alcanzaron los USD 49.125 millones, un 25 % menos que en el 2018, destacó el informe de Intercambio Comercial Argentino elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

 

Los principales socios comerciales fueron Brasil, China y USA, en conjunto absorbieron 33,1% de los envíos por parte de Argentina.

 

Pero el panorama no es para nada benevolente, Argentina pierde cada vez más terreno en comparación con los países de la región, sumado a esto el receso de las principales economías que Argentina toma como socios principales, Brasil, China y USA. Esto sumado a lo que sostiene Marcelo Elizondo en una nota de febrero de este año en la cual sostiene que en 10 años se perdió un tercio de las compañías argentinas exportadoras con el agravante que la enorme mayoría exporta muy poco y además lo hace esporádicamente. En complemento a lo que describe Elizondo, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en el decenio 2008/2018 la cantidad de empresas exportadoras en Argentina cayó de 14.251 (2008) a 9529 (según informa el último registro público del gobierno, de 2018).

 

Servicios basados en el conocimiento (SBC)

Hoy los Servicios basados en el Conocimiento (SBC) representan el 3er mayor rubro generador de divisas detrás de los complejos sojero y automotriz, y superando a los cereales, los productos químicos, los combustibles y los metales, entre otros ítems tradicionales de exportación mencionados. No hay cifras oficiales sobre cuál fue el monto total de 2019. En 2018 superó la barrera de los USD 5.700 millones ubicándose Argentina es el principal país de la región en generación de ingresos netos, siendo el 2do en volumen de exportación exportaciones, detrás de Brasil. Lo más relevante de esta última métrica es que se trate de que su existencia sea un aporte relevante para el crecimiento del país

 

Esto enciende una luz para otros sectores que podrían tomar la posta y conjugado con herramientas de políticas públicas que el mundo adoptó algunas décadas atrás y sumado a sectores que involucran a los Servicios basados en el Conocimiento (SBC), la Argentina tiene una gran oportunidad de ganar más relevancia en la arena internacional.  El Observatorio de la Economía del Conocimiento (OEC) considera como Servicios basados en el Conocimiento (SBC) a aquellos servicios intensivos en capital humano de alto nivel de calificación, cuya provisión frecuentemente requiere del uso de tecnologías de información y comunicación y que cumplen con las siguientes condiciones:

 

  1. Son intensivos en trabajo (empleo de alto-medio nivel de calificación).
  2. Absorben, generan y difunden conocimiento (nueva ronda de especialización-división del trabajo), contribuyendo a través de ello al aumento de la productividad de la economía vía encadenamientos intersectoriales.
  3. Son crecientemente transables (a través de varias modalidades).

 

Los SBC son unas de las formas de exportación de mayor valor agregado ya que generan empleo, impulsan la innovación y el desarrollo tecnológico del país y son una gran fuente de ingreso de divisas. Están integrados principalmente por servicios contables, legales, arquitectura, ingeniería, audiovisual, publicidad, informática, investigación y desarrollo, consultoría y servicios empresariales. El empleo asalariado registrado en empresas del sector privado de SBC se ubicó alrededor de 433,3 mil durante el segundo trimestre de 2018. Esta cifra implica el mayor incremento interanual de los últimos 7 años (+2,4% vs +0,86% en el resto de la economía) y supone la adición de 10 mil puestos de trabajo.

 

Argencon, entidad que promueve la exportación de Servicios Basados en el Conocimiento (SBC), hace referencia a un informe elaborado por la consultora internacional Everest Group donde califica a Buenos Aires como la mejor ciudad de América Latina para producir servicios -por su relación costo/disponibilidad de mano obra calificada-, y entre las primeras 5 del mundo para los servicios de BPO y entre las primeras 10 para ITO. “En Argencon estimamos que se podrían generar 150.000 nuevos puestos de trabajo en esta actividad en los próximos 10 años, generando USD 10 mil millones a la economía Argentina en forma directa” aseveró Roberto Álvarez Roldán, Presidente de Argencon.

 

El rol de las Universidades es clave para poder desarrollar capital intelectual y poder volcar una oferta de recursos humanos compatibles con las nuevas búsquedas de posiciones para diferentes mercados demandantes de talento humano.

 

Dentro de los SBC, la industria de software y servicios informáticos (SSI) alcanzó un valor récord de USD 1.700 millones. Este aumento es aún más considerable al evaluar que la cuenta del total de servicios del país registró en el año un aumento del 10,8% (Balanza de Pagos, INDEC).

 

Países y empresas están preocupados y constantemente atentos en cómo elevar el nivel de competitividad de sus industrias, que en definitiva despliegan una agresividad sin igual en sus relaciones económicas con el mundo. Esta agresividad en términos de negocios internacionales se puede ilustrar bajo nuevas modalidades y procesos que se avecinan en materia de internacionalización de empresas.

 

El imperativo categórico de la actualidad es que no hay un paradigma dominante, pero si practicas que podríamos re-significar para el contexto que se avecina a futuro.

 

Acá si existe una ingeniería para crear parches con su característica inmediatez, como el plan para que empresas puedan acceder a tasas subsidiadas para hacer frente a capital de trabajo mediante líneas que presentan una significativa reducción de las tasas de interés, estableciéndose en un rango de tasas fijas de entre el 20% y el 24% (TNA) aproximado, o mismo tasa 0% en algunos casos. El Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) brindará créditos tendrán una tasa de interés del 19% anual fija en pesos para empresas con aval de sociedades de garantía recíproca (SGR), un plazo de hasta 12 meses y se utilizarán para financiar necesidades de corto plazo.Esta perfecto que suceda pero no es suficiente, en lo absoluto.

 

Siguiendo con uno de los sectores de SBC, la industria software mediante la cámara más representativa del sector, Cámara de Empresas de software y servicios informáticos (CESSI), le pidió al gobierno nacional unas medidas con carácter de urgencia para poder sobrepasar esta coyuntura que trae consigo una enorme crisis económica. Algunos de las demandas más salientes (suspensión por 180 pago de aportes patronales, decreto nacional de urgencia (DNU) que prorrogue “los demás beneficios de la Ley de Promoción del Software por un año”, postergar por 180 días el pago del IVA, préstamos por un monto 3 veces el último F931, a tasa 0% o subsidiada con plazo de pago a 24 meses, con 6 meses de gracia para capital de trabajo, postergación de vencimiento de ganancias y bienes personales entre otras.

 

Algunas externalidades positivas que validan la gran oportunidad que tiene Argentina en materia de servicios se puede visualizar mediante la creación de empresas de base tecnológica que se está dando a lo largo del país. Cada vez se crean más clusters en diferentes provincias del país, Mendoza, Tucumán, Córdoba, Santa Fe, Corrientes por mencionar algunos.

 

Mendoza hoy cuenta con un Parque TIC con más de 20 empresas en un predio de 3,6 ha, además de contar con más de 350 empresas de tecnología de la información. De la misma manera pasa con Córdoba, cin su Cluster Technology, el Cluster Tecnológico de Tucuman y el de Tandil. Algunas de las provincias citadas están orgullosas de la magnitud de algunas de las empresas que emplean recursos humanos y van a necesitarlos en base a la tasa de conversión de negocios con el mundo.

 

Hay que re-adaptar la interpretación sobre las necesidades de expansión internacional de las empresas argentinas. En la práctica, nuestro país debería poder crear y desarrollar un mapa de plataformas en el exterior que posibilite una vía rápida para la generación e identificación de demandas de productos y servicios de nuestra oferta exportable. De esta manera nuestros empresarios podrán evaluar en menor tiempo si su oferta exportable, ya sea productos o servicios posee un mark up en referencia a un mercado meta en particular.

 

Con una red armada, validada por los diferentes ecosistemas empresariales locales se abre el juego a poder competir de una mejor manera para poder generar deals de nuestras firmas argentinas en el exterior. Este asset, cuyo estado de arte no he visto desde el sector público, puede ser una alternativa real para lograr mejores condiciones de acceso a los diversos mercados del sistema internacional sumado a la inyección de capital para poder operar sosteniblemente en una proceso de internacionalización real.

 

El mundo cambio, el imperativo categórico de la actualidad es que no hay un paradigma dominante. La gran mayoría de los países están re-definiendo, formulando y re-significando políticas tendientes a ubicarse dentro de un mundo cada vez más complejo y competitivo en términos de negocios globales.

 

Dinamarca ya cuenta con un embajador tecnológico que tiene diálogo con los principales jugadores del sector a nivel mundial para aumentar la inversion externa directa (IED) de estas empresas en suelo danes como así también crear alianzas y partners que posibilite la creación de nuevos negocios para el país.

 

Para salir un poco del sector de software, pensemos en los servicios contables, legales, arquitectura, ingeniería, publicidad, investigación & desarrollo, consultoría y servicios empresariales. Con respecto al sector audiovisual, Argentina a lo largo de los años ha creado una marca a nivel mundial.

 

Según el informe elaborado por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, en 2018 se generaron alrededor de 41 mil puestos de trabajo en los sectores estrictamente audiovisuales. En cuanto al aporte de las distintas actividades sobre el total nacional, las productoras y distribuidoras de cine registran una participación superior al 75%, seguidos por las agencias de noticias, publicidad y TV y Radios. Se registraron 1866 empresas, de las cuales un 72% contaban con hasta 10 empleados. En el frente externo, Argentina se posiciona como uno de los 10 principales países exportadores de servicios audiovisuales. Se estima que la realización de producciones para largometrajes y publicidad en el país para el extranjero tiene un impacto total de casi USD 42 millones.

 

A nivel nacional, el PBI del sector Cultural para 2018 representaba un 2,6% del total de la economía. A su vez, el PBI audiovisual ocupa aproximadamente un quinto de este valor, es decir, un 0,54% del total del PBI (Cuenta Satélite de Cultura, 2019). Este aporte al PBI no sólo lo posiciona como el segundo sector cultural que más valor agregado genera, sino que además da un aporte a la economía similar a la extracción de minerales metalíferos (0,53%). Además, el sector de publicidad (estrechamente relacionado con la producción audiovisual) genera el 0,63% del PBI del total de la economía.

 

Otro dato relevante a la hora de analizar el impacto económico son los puestos de trabajo directos generados por la industria audiovisual. Según la Cuenta Satélite de Cultura, estos alcanzan los 92.041, y la tasa de empleo registrado es mayor al promedio de la economía (61% contra un 45%). La remuneración promedio anual por puesto de trabajo se encuentra en torno a los $770.000.

Como conclusión creo firmemente que los servicios muestran una potencialidad real para crear una Argentina nuevamente próspera que esté en sintonía con el mundo como asi tambien evitar la caida en la reprimarización de la economica argentina y aumentar el valor agregado de los serviios a nuestra economía. Esto ultimo responde a la cita mencionada en el primer párrafo: ‘‘Sepan vender lo que pueden ofrecer, sean prósperos como lo fueron en el pasado’’.

 

 

Revista Desafío Exportar

Fuente: www.NetNews.com.ar

DEJE SU
COMENTARIO

0 comentarios

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

NOTICIAS BREVES