Miércoles, 23 de Junio de 2021 | 01:55
Comercio Exterior

Cómo exportar servicios

Habitualmente hablamos y vemos información sobre la exportación de productos físicos: qué se puede exportar, cómo exportar productos industriales, regulaciones, etc. Pero ¿qué sucede con los Servicios?....

 

Habitualmente hablamos y vemos información sobre la exportación de productos físicos: qué se puede exportar, cómo exportar productos industriales, regulaciones, etc. Pero ¿qué sucede con los Servicios? ¿Cuáles Servicios se pueden exportar? ¿Cómo consigo clientes? ¿Necesito ser exportador? Y la AFIP ¿Qué y cómo me controla?

 

Claro que se puede exportar servicios, pero tienen sus particularidades y hay grandes diferencias con los productos físicos, en cuanto a comercialización, costos, controles y otros. Sin entrar en particularidades sobre exportaciones de servicios, vamos a ver algunos tips que serán de mucha utilidad si estás por ofrecer tus servicios al exterior.

 

En Argentina tuvimos un fenómeno que nos cambió la perspectiva en cuanto a los servicios, en los 90 con la convertibilidad, los argentinos tuvimos la gran oportunidad de actualizarnos tecnológicamente y darnos a conocer al mundo. Por otro lado, la crisis laboral llevó a la creación de muchos freelancers que salieron a buscar oportunidades de trabajo independiente. El comienzo fueron los desarrollos tecnológicos, los soft y los call center, pero con el tiempo los productos argentinos fueron posicionándose en el exterior como productos de alta calidad. Según un informe de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), las exportaciones de servicios en 1994 rondaban los U$D 10.000 millones, llegando a su pico en 2019 de U$D 33.000 millones. Hay que explotar ese posicionamiento que lograron aquellos solitarios freelancers.

 

¿Qué servicios se pueden exportar?

Usualmente me consultan: “yo presto tal Servicio, se puede exportar?” La respuesta es casi siempre “Si!” excepto que requiera obligatoriamente presencialidad (masajes, tatoo, peluquería, kinesiología, etc). Prácticamente se pueden exportar todos los servicios. Algunos ejemplos son: investigación de mercado, consultoría en infinidad de temas, homeoffice, servicios profesionales como arquitectura, legales; cortos cinematográficos, doblaje, traducción y subtitulado; edición de fotos, video o audio y efectos especiales; diseño gráfico, industrial, de indumentaria, de interiores; call centers, marketing, community manager, relaciones públicas; asistente virtual, tech support, mantenimiento predictivo industrial; programación, creación de productos digitales, desarrollo de apps, clases y cursos online; coaching, psicoterapias, asesoría de imagen, etc y podría seguir enumerando servicios. La era digital y especialmente la pandemia, han hecho crecer de forma inimaginable la internacionalización de los servicios que no requieran presencialidad.

 

A principios del 2020, Zoom era poco conocida, pretender realizar una reunión local virtualmente, sin ir personalmente a la oficina, estaba reservado solo para los milenials, en el mundo de los negocios tradicionales estaba mal visto. Hoy es un éxito, y una herramienta elemental que no podemos desconocer. Es decir, todo Servicio que no requiera presencialidad, es exportable, solo hay que buscar la forma de venderlo.

 

Quiero exportar, como empiezo?

Quiero diferenciar al exportador de Servicios eventual o espontáneo, que comienza a exportar sin habérselo propuesto, del que quiere comenzar a exportar por inquietud propia.

 

A éste último voy a dirigirme, es a quien le recomiendo realizar una planificación previa a salir a buscar clientes. La siguiente, no es una lista exhaustiva de acciones a tomar, sino un resumen lineal propuesto de cómo prepararnos para exportar Servicios. Incluso, esta línea de acciones se puede presentar en un orden diferente.

 

Voy a empezar contradiciéndome, lo primero que hay que hacer es evaluar si el Servicio es exportable, recuerdo haber dicho que casi todos los servicios son exportables, pero ahora me refiero al producto que quiero comercializar, a mi Servicio. Primero deberíamos respondernos algunas preguntas como ser ¿Por qué quiero exportar el Servicio? ¿Estoy preparado para exportar? ¿Debo modificar algo? ¿Qué espero lograr? Esto es fundamental antes de hacer cualquier acción, el servicio puede ser exportable, pero puedo no estar preparado para enfocarme en un mercado internacional.

 

Una vez evaluada mi empresa y mí servicio, y con empresa me refiero también a un profesional independiente o un emprendedor, tenemos que decidir a cuál mercado nos vamos a orientar. No es lo mismo venderle un servicio a EEUU, que a Brasil o Alemania. El ideal es arrancar con no más de dos mercados, teniendo en cuenta algunos básicos como ser el idioma, el intercambio comercial con ese país y (para mi es fundamental) la “piel” con ese mercado. Una gran empresa puede fijarse un mercado como estrategia empresarial y serán sus directivos que deban adaptarse y tomar las acciones necesarias aunque personalmente no le agrade ese destino, pero tratándose de emprendedores o PyMEs donde el dueño es quien decide y está en el día a día, tener atracción -feeling- con ese mercado es importante. Luego, hay que utilizar otras herramientas, mas técnicas para evaluar a cuál mercado voy a orientar mis acciones.

 

Ya tengo el producto, la organización empresarial y los mercados a los que quiero ir. ¿Qué sigue? Es fundamental hacer una investigación de mercado para saber si mis Servicios pueden ingresar, como deben hacerlo, para conocer con quienes voy a competir, como promocionarme, a qué precio debo ingresar, que regulaciones debo tener en cuenta, datos culturales, etc. El resultado de esta investigación ¿es tiempo y dinero perdido? Todo lo contrario, es una inversión para evitar gastar fortunas en intentos improductivos de vender mis servicios en un país que no los necesita.

 

Tengo todos los estudios hechos y ya se a cuál mercado quiero ir, bien ahora es momento de  planificar mis acciones. Es importante realizar un plan de acción, pero tampoco es un oráculo al que hay que seguir sin cuestionamientos, creo que es todo lo contrario. El plan de acción me ordena, me muestra un camino a seguir pensado de antemano, pero en la puesta en marcha pueden presentarse variables y hay que estar abierto a los cambios. El plan de acción es eso, una planificación sobre algo que todavía no sucedió. Es desarrollar un camino que puede variar. ¿Qué debo tener en cuenta en un plan de acción? Desde cómo conseguir clientes, que adaptaciones debo hacer, como me financio, que recursos asigno, alternativas posibles, etc.

 

¿Y cuando vendo? En realidad, en cualquier momento, recordemos que dije que ésta es una línea de acción propuesta, no de aplicación estrictamente lineal. Pero es importante tener en cuenta, que cuanto más organizados estemos, más posibilidades de vender nuestros servicios en forma eficiente, económica y lucrativa tenemos.

 

 

Como facturar Servicios

Algunos puntos que generan especial preocupación son la facturación, el tratamiento impositivo y las formas de cobro.

 

Para exportar servicios no es necesario ser Responsable inscripto, sí es fundamental estar inscripto mínimamente como Monotributista. Tampoco hay que estar registrado en Aduana como importador/exportador, pero sí es necesario habilitar el punto de venta en AFIP para poder emitir la factura “E”. Cuando estamos emitiendo la factura es necesario completar todos los datos del importador de nuestro servicio, nombre de la empresa, domicilio, inclusive el ID impositivo, pero es usual encontrarnos con quien no quiera compartir ese dato, pero en este caso se puede colocar solo el ID tributario del país (esto suele pasar con clientes estadounidenses) La forma de cobro también es otro dato obligatorio. Si bien en el formulario de la factura indica Incoterms, para servicios no aplica, no hay que seleccionar ninguno ya que no hay un producto físico. Finalmente, como con cualquier factura, completar el detalle del servicio, el valor unitario y la cantidad de unidades.

 

Impuestos

Sin pretender hacer un análisis exhaustivo del tratamiento impositivo, veremos algunos puntos fundamentales, algunos para ser económicamente viable y otros para entender porque a veces cuesta competir en el exterior.

 

Las exportaciones de servicios no están alcanzadas por el IVA, se factura el neto de honorarios, pero están alcanzados por las Retenciones a la Exportación. A fines del 2020, se reglamentó el Régimen De Promoción De La Economía Del Conocimiento fijando en 0% el derecho a la exportación de las prestaciones de servicios, condicionado a las empresas que estén inscriptos en el “Registro Nacional de Beneficiarios del Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento”.

 

Respecto al Impuesto a las Ganancias, hay que tener en cuenta al momento de negociar el precio que es probable que el importador quiera transferirnos el importe neto de IIGG, es decir que pueden deducirnos ese impuesto. Con ciertos países, existen convenios para evitar la doble imposición, es decir para no cobrar el mismo impuesto sobre el mismo servicio en ambos países, este dato también es importante para tener en cuenta al momento de elegir el destino. Si bien un servicio se puede prestar desde cualquier país, debemos tener en cuenta el tratamiento impositivo y los convenios para evitar la doble imposición para no incurrir en un delito fiscal.

 

¿Cómo cobro mis exportaciones de Servicios?

Si, mal que nos pese, la exportación de servicios se debe cobrar en pesos al tipo de cambio oficial. Según normas del Banco Central de la Republica Argentina, la exportación de servicios debe ingresarse por el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), es decir al cambio oficial y por banco, dentro de los 5 días hábiles desde su cobro. Si no lo cobro, no tengo obligación de ingresarlos por el MULC? Existen alternativas que permiten a los exportadores de servicios cobrar sus dólares sin tener que pasarlos forzosamente a pesos, estas opciones no necesariamente están de acuerdo con las normas del BCRA, analizar su aplicación y riesgos es fundamental. Hoy AFIP tiene un cruce de información formidable, sabe todo lo que hacemos, pero todavía no tiene cruzamiento automático de datos con el BCRA y este último aún no ha encontrado la forma de hacer el seguimiento de las facturas de exportación de servicios, así como los hace con las de exportación de productos físicos.

 

Opciones como cobrar en criptomonedas, cobrarlos a través de dólar bolsa, aplicaciones de procesadoras de pagos no estarían encuadradas en la normativa del BCRA. Aunque de hecho se ingresen los fondos, no se harían según indica esta entidad en su normativa escrita.

 

Es decir, deberíamos cobrarlos por intermedio de un banco, teniendo en cuenta que desde que nuestro banco recibe los fondos, tenemos 5 días hábiles para liquidar la moneda extranjera a pesos para lo cual debemos llenar un formulario en papel y enviarlo al banco junto con la factura “E”. Con la cuarentena, la mayoría de los bancos implementaron una autorización provisoria para recibir este tipo de operaciones escaneada vía mail para no tener que recibir físicamente los papeles. Recomiendo consultar este procedimiento en su banco, asimismo las comisiones que les van a cobrar, que rondan los U$D60 + IVA mínimo por operación.

 

¿Qué hago si el exterior quiere pagarme con tarjeta de crédito? En otros artículos comente que nuestro mercado cambiario se modificó desde el control cambiario anterior pero las normas son las mismas, por lo que hay muchas formas de cobro que no encuadran en las regulaciones, una de ellas es el cobro con tarjeta de crédito a través de plataformas como ser PayPal. En este caso, queda librada a la conciencia del exportador y al riesgo de cruce de información.

 

Exportar Servicios es viable, pero como toda empresa, choca con las regulaciones y los altos costos impositivos. Todavía hay mucho por hacer, y mucho por desregular. El exportador de servicios, como todo empresario, necesita fondos para poder seguir operando, es decir que de base se necesitan ingresar divisas. La obligación de ingresar divisas a un valor que no es de mercado desalienta a muchas empresas con capacidad exportadora.

 

Mi consejo de siempre consulte a un experto, los errores en COMEX son caros y en dólares.

 

 

Revista Desafío Exportar

Fuente: www.NetNews.com.ar

DEJE SU
COMENTARIO

0 comentarios

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

NOVEDADES | 16.06.2021

El usuario promedio de comida online gastará cerca de 97 dólares al año

El usuario promedio de comida online gastará cerca de 97 dólares al año
COMENTAR
COMPARTIR

El consumo de comida en Argentina está entre los pilares del gasto doméstico, sobre todo en la pandemia en el que se notó un incremento de los pedidos a domicilio producto de dos grandes factores: el miedo a la Covid y el cambio de cultura que apunta hacia la conveniencia de las personas más que al sacrificio de tener que salir en un día de mucho frío como los que se aproximan.

COMERCIO EXTERIOR | 16.06.2021

Las llamadas retenciones a la exportación

Las llamadas retenciones a la exportación
COMENTAR
COMPARTIR

Las llamadas retenciones a la exportación, derechos de exportación en realidad, son una especie de impuestos que el estado argentino cobra a las empresas que exportan productos o servicios. Gravan las destinaciones de exportación para consumo, las que se calculan como...

ECONOMÍA | 16.06.2021

Actualidad tributaria nacional

Actualidad tributaria nacional
COMENTAR
COMPARTIR

La Argentina ya atravesaba una grave crisis económica cuando empezó la pandemia hace un año, por lo que fue uno de los países más golpeados del mundo en 2020, con una alta tasa inflacionaria, que afectó de manera más grave al consumo de los sectores vulnerables y no obstante...

Jan de Nul inició obras de dragado en el canal de acceso del puerto de San Pedro

Jan de Nul inició obras de dragado en el canal de acceso del puerto de San Pedro
COMENTAR
COMPARTIR

Jan de Nul Group, líder mundial en obras de infraestructura marítima, dragado, ingeniería civil y medio ambiente, comenzó importantes obras de dragado de profundización y de ensanches en el canal de acceso en el Puerto de San Pedro, que generarán una trascendente mejora en su operatividad, sobre todo teniendo en cuenta las condiciones generales del rio Paraná, provocadas por la bajante, y las excelentes perspectivas de exportación de granos de esta temporada.

Vacunas versus Marítimos

Vacunas versus Marítimos
COMENTAR
COMPARTIR

Acostumbrados a gobernar emparchando problemas con soluciones improvisadas, sin análisis y mucho menos con la lógica que brinda el conocimiento de la actividad para la cual se está legislando, los trabajadores del sector marítimo y fluvial lograron estar un paso más
cerca de la vacuna.