Domingo, 09 de Diciembre de 2018 | 20:50

Derechos de Exportación de Bienes y Servicios: el impuesto a la devaluación

El incremento del déficit fiscal en Argentina, ha impulsado al actual gobierno a tomar diferentes medidas de remediación. Al respecto, la más significativa, es la generalización de los derechos de exportación de bienes, y la creación de derechos de exportación de servicios. Para algunos remedio, para otros peligrosa enfermedad.

En período post “mega devaluación” y través del Decreto 793/2018, el Poder Ejecutivo Nacional, extiende la aplicación de derechos de exportación a la totalidad del universo de productos para la exportación.

No se trata de una medida desconocida para los exportadores argentinos. Lamentablemente Argentina tiene un largo historial de la aplicación de estos impuestos. Tampoco es una medida casual, su cronología deja expuesta su intencionalidad de participar al fisco de aquel “beneficio” implícito que tienen los exportadores vía devaluación.

Estamos entonces, ante un nuevo impuesto: el impuesto a la devaluación, que nace por la devaluación, y morirá por la misma vía.

Los nuevos derechos de exportación, que conservan su aplicación ad valorem (porcentaje sobre una base imponible), es acumulativo para los casos de mercaderías gravadas con derechos preexistentes, tendrá un valor equivalente al 12% del valor FOB, monto que nunca podrá exceder, dependiendo el tipo de producto, de los 3 o 4 pesos argentinos por dólar. Notar que es el tope en pesos lo que nos lleva a decir que la devaluación también será la razón de su extinción, independientemente de que se aclare en el texto legal que se trata de una medida de carácter temporal, por el período de dos años.

Si bien estos tributos gozan de plena vigencia, y parecieran (al menos por ahora) ser acatados por el ecosistema exportador de forma pacífica, a nivel de doctrinal han tenido lugar diferentes discusiones en cuanto a su legalidad. Al respecto, se cuestiona la propia génesis del impuesto dado que el mismo es instaurado a través de un Decreto del Poder Ejecutivo cuando la propia constitución Nacional, establece que la imposición de tributos sólo puede ser ordenada por el Congreso Nacional, por ley.

Para más abundamiento, la jurisprudencia nacional en diferentes oportunidades ha mencionado que solamente será válida la creación (o el incremento) de alícuotas de exportación dictadas por el PEN, en la medida que hubieren sido ratificados por el Congreso Nacional. De esta forma, se ha dejado sentado que, solamente a partir de la sanción de una ley en sentido formal podrá otorgarse validez constitucional a la creación de impuesto o incremento de sus alícuotas.

Entonces, basados en la precedente interpretación y hasta tanto tenga lugar la ratificación legislativa, los exportadores, no sería descabellado pensar en que algunos exportadores pretendan en algún momento la devolución de los tributos mal percibidos.

 

También los Servicios. A diferencia de lo que sucede en el caso de exportación de bienes, la aplicación de tributos de esta índole para exportación de servicios no registra antecedentes nacionales. De hecho, en los últimos años, se ha estado trabajando en diferentes medidas tendientes al fomento de las exportaciones de servicios. Es esto último, lo que hace que una imposición de derechos de exportación de servicios, sea considera por muchos como inconveniente y contradictoria.

 

El marco normativo de los derechos de exportación de servicios que tiene su puntapié inicial en la Ley de Presupuesto Nacional establece, primeramente, la incorporación de las exportaciones de servicios al código aduanero argentino, extendiendo el concepto de mercaderías a los servicios. Más precisamente, se incluye en el texto legal que las “…prestaciones de servicios realizadas en el país, cuya utilización y explotación efectiva se lleve a cabo en el exterior” como comprensivas de la definición de mercadería.

 

Respecto de la posible base imponible para el cálculo de tributo, se estaría considerando el monto de la factura (o documento equivalente), aplicándose analógicamente el 12% establecido para bienes.

 

Sin embargo, mucho deberá aclarar la reglamentación de la ley. Es que deberá establecerse con absoluta claridad si acaso todos los servicios estarán incluidos. Deberá señalarse si acaso habrá excepciones para el caso de servicios que son beneficiados con ventajas impositivas, e incluso, deberán aclararse cuestiones mucho más básicas sobre como deberá declararse la exportación, ingresarse el tributo, etc.

 

Restan también saber cuestiones mucho más sensibles aun como, por ejemplo, si la Aduana tendrá potestad (como lo tiene para el caso de bienes), de chequear la correcta valoración de los servicios, es decir, la lógica de la determinación del precio. También deberá dilucidarse si todo el régimen sancionatorio (infraccional y delictual) podrá ser aplicado por el mencionado órgano de control, al caso de los servicios

 

Por último, tal como sucede para el caso de los bienes, tendrán lugar cuestionamientos respecto de su legitimidad. Esto es, en virtud de diferentes acuerdos internacionales de los cuales la República Argentina hace parte, y la interposición de un tributo de las características expuestas, podría ser considerado como contrario a estas normativas convencionales.

 

Analizados ambos tributos, e independientemente del análisis de validez que puede hacerse de ambos tributos, no es más que un intento de recuperación fiscal de mano de aquellos sectores que se consideran como los más beneficiados con la reciente devaluación.  Sin embargo, es sabido que en mucho de los sectores exportadores está devaluación no operó como un beneficio adicional, sino como una bocana de oxígeno a una rentabilidad que a causa del aumento de costos se enflaquecía cada vez más. Deberá analizarse entonces el impacto de este impuesto y, a través de su reglamentación, medir su alcance. ¿Por qué? Porque que los muertos, no pagan impuestos.

 

Por Claus Noceti

Director de Servicios Legales de PwC, a cargo del área de Comercio Internacional y Aduanas.

 

Fuente: www.NetNews.com.ar

DEJE SU
COMENTARIO

0 comentarios

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

NOVEDADES | 04.12.2018

Puede la cadena de bloques revolucionar el comercio internacional?

Puede la cadena de bloques revolucionar el comercio internacional?
COMENTAR
COMPARTIR

De acuerdo a un estudio recientemente dado a conocer por la OMC (Organización Mundial de Comercio) dónde analiza los posibles efectos de la cadena de bloques en el comercio internacional con el objeto  de desmitificar la tecnología y analizar su capacidad para transformar el comercio mundial, la respuesta es que el Blockchain llegó para quedarse.

NOVEDADES | 23.11.2018

Nuevos Cursos STCW 95

Nuevos Cursos STCW 95
COMENTAR
COMPARTIR

La Comisión Directiva del Centro de Patrones y de Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo anunció que a partir del lunes 3 de diciembre, el Centro Argentino de Capacitación y Formación Mercante, iniciará el dictado, por primera vez, de los cursos STCW 95. Las certificaciones otorgadas son de validez internacional y se encuentran aprobadas por la Armada Argentina.

El derecho de propiedad y su violación

El derecho de propiedad y su violación
COMENTAR
COMPARTIR

Desde todos los ángulos imaginables se reclaman con urgencia "políticas públicas" como supuesta y única panacea a los males sociales. En rigor, las "políticas públicas" se encaminan más a la violación de la propiedad que a su defensa, y por eso bien se ha dicho al respecto que:

NOTICIAS BREVES
PRODUCCIÓN | 08.11.2018

Se pone en marcha el “Consejo de Monitoreo para las PyMEs”

Se pone en marcha el “Consejo de Monitoreo para las PyMEs”
COMENTAR
COMPARTIR

En el marco del plan integral que lleva adelante la Provincia de Buenos Aires para promover el desarrollo y favorecer la productividad de las PyMEs, el Ministerio de Producción bonaerense presentó, de manera oficial, la creación del “Consejo de Monitoreo para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas” (CMP).

AGENDA
  • 06/12 Performance Racing Industry 2018

    PRI es la feria más importante de la industria del automovilismo competitivo donde se reúnen los profesionales del sector en un entorno en el que pilotos, vendedores, mayoristas y fabricantes pueden encontrarse cara a cara con los distribuidores, ver en acción los productos más innovadores, planificar sus compras y organizar sus inventarios de cara a la próxima temporada de carreras.