Miércoles, 21 de Octubre de 2020 | 02:20
Opinión

“En un país con declinación política y económica”

El Dr. Daniel Montamat, abogado, economista y ex Sec. de Energía de la Nación, una verdadera cita de autoridad para el arco político económico, esboza los problemas medulares en entrevista exclusiva con Desafío exportar y aporta su valiosa mirada respecto de las proyecciones que nuestro país se merece.

“Estamos en un país en declimación política y económica. Política, porque estamos en declinación institucional desde hace décadas; porque este país rompió su pacto básico que con la Constitución Nacional en 1930. Allí es donde comienza el eufemismo de distinguir entre “constitución formal” y “constitución real”.

Por otro lado, este país destruye su constitución económica, cuando empieza a tener inflación crónica en la década del ’50. La moneda es una suerte de constitución económica porque es el signo que nos permite hacer los intercambios; es el signo que es el denominador común de valores y, cuando no se deteriora por inflación, es el signo que nos permite mantener nuestros ahorros. Cuando usted no tiene moneda entra a ahorrar en otra. Entonces, venimos de un quiebre institucional que llevó al divorcio entre constitución formal y real; con golpes de Estado, descontroles, etc y, un rompimiento con la constitución económica.

Desde 1969, que teníamos una moneda con un gorro frigio, que era Un Peso, hemos tenido 4 signos monetarios, hasta el peso este, que era convertible, dejó de ser y lo estamos destruyendo. Si a esa monedita de un peso la trasladamos a valor actual, cuánto vale? Absolutamente nada. Es 0 punto 13 ceros y un uno. Vean la capacidad de destrucción institucional que hemos tenido!

En 1983 el país se esperanzó en recuperar la institucionalidad política y Alfonsín nos recitaba el preámbulo de la Constitución Nacional. Nos entusiasmábamos todos, porque dijimos: ahora vamos a tener democracia y república. Acá se va a reencontrar la constitución formal con la real, vamos a ser demócratas y republicanos. 

Han pasado 30 años y esta gente, como nunca, nos ha divorciado de nuevo. En lo formal, somos una República Representativa y Federal. En lo real, nunca ha habido tanto unitarismo con la caja manejada desde el poder central; nunca ha habido tan poco federalismo; nunca se ha transformado tanto la representatividad en algo formal, porque el Congreso ha venido operando como una escribanía del Gobierno; y nunca se ha dividido tanto a la sociedad entre amigos y enemigos. Eso no es democracia, eso es fascismo y hay que decirlo. Y, en el plano económico la democracia nunca se encontró con el desarrollo social que nos debemos.

Estamos en una etapa pre republicana. Lo que se discute es si vamos a ser o no república y si nos vamos a desarrollarnos económica y socialmente. Mi último libro se llama “La alternativa: república y desarrollo”, creo que es eso lo que nos demos como sociedad.

Un nuevo proyecto de desarrollo económico y social que se traduzca en nuevos empleos productivos en el sector formal y privado de la encomia, y reencontrar la constitución formal con la real.

Somos una democracia representativa republicana y federal? Seámoslo de una vez por todas, que funcionen las instituciones, los contrapesos, los equilibrios, la justicia independiente!

Cuando pedimos todas estas cosas podríamos englobarlas en una sola cosa: que se aplique la Constitución, porque la constitución habla de todo eso.

 

La argentina profunda

Allí hay una combinación de instituciones cuasi feudales, preconstitucionales, hay regímenes autoritarios, reelecciones permanentes; no hay controles y falta desarrollo. Todo el mundo depende del sueldito o la dádiva del Estado, en un Gobierno que se apropió del Estado para hacer clientelismo. Pero clientelismo no sólo con la persona que está abajo, son también con lo que se llama capitalismo de amigos. El clientelismo cruza transversalmente todo.

En resumen, tenemos que reemplazar un régimen que ese ha vuelto más autocrático y populista en lo económico, por su sistema democrático republicano que nos desarrolle como país. Tenemos la posibilidad y el potencial, pero cuidado argentinos!, Eramos ricos y la riqueza en el Siglo XXI no es riqueza natural, es conocimiento agregado a la materia prima.   

Necesitamos república, una nueva moneda que nos de estabilidad de largo plazo, sin cepos, dólar oficial, blue, ahorro, y todas estas cosas. Sin que la inflación le deteriore el poder de compra a la gente y una estrategia de desarrollo para llevar adelante todas nuestra potencialidades: la cadena de valor agropecuaria industrial, agregar valor, agregar conocimiento argentino a la materia prima pensando en una base regional para ir a los mercados internacionales.

Si hacemos esto, en pocos años volveremos a escalar muchísimas posiciones.

 

 

Fuente: Revista Desafío Exportar

DEJE SU
COMENTARIO

0 comentarios

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

campos obligatorios

La República Argentina, la Pandemia por Covid19 y otras pandemias.

La República Argentina, la Pandemia por Covid19 y otras pandemias.
COMENTAR
COMPARTIR

¿Se puede comparar Argentina con un hipotético barco, navegando en una densa neblina en una zona llena de rocas? El 11 de diciembre 2019 el barco entró en esta peligrosa zona, en el momento más difícil de la historia, con un Capitán nuevo que recibió “consejos equivocados”. Contra claras advertencia decidió no tomar un “Práctico” –un experto en el terreno que debe asistir al Capitán en una navegación segura- y así poder evitar que el barco termine en las rocas.  

Se necesitan empresarios

Se necesitan empresarios
COMENTAR
COMPARTIR

“Aún haciendo a un lado la inestabilidad debida a la especulación, hay otra inestabilidad que resulta de las características de la naturaleza humana: que gran parte de nuestras actividades positivas dependen más del optimismo espontáneo que de una expectativa matemática, ya sea moral, hedonista o económica. Quizá la mayor parte de nuestras decisiones de hacer algo positivo, cuyas consecuencias completas se irán presentando en muchos días por venir, sólo pueden considerarse como el resultado de los espíritus animales-de un resorte espontáneo que impulsa a la acción de preferencia a la quietud, y no como consecuencia de un promedio ponderado de los beneficios cuantitativos multiplicados por las probabilidades cuantitativas” (J.M.Keynes).

NOTICIAS BREVES
MEDIO AMBIENTE | 05.10.2020

Apagar el fuego es urgente, prevenir los próximos incendios una necesidad y restaurar las áreas quemadas una obligación.

Apagar el fuego es urgente, prevenir los próximos incendios una necesidad y restaurar las áreas quemadas una obligación.
COMENTAR
COMPARTIR

Sin duda, cuando los homínidos comenzaron a dominar el fuego hace más de 1,7 millones de años, la capacidad de nuestros antepasados de controlar a la naturaleza se incrementó y los humanos emergimos como especie dominante. Este dominio, como ocurre siempre, fue en desmedro de los más débiles. Especies animales y vegetales, procesos ecológicos, ambientes, paisajes quedaron atrás al compás del aumento de la población humana, el incremento de sus recursos tecnológicos y económicos y su nivel de consumo. El fuego fue, y en algunos casos sigue siendo, un recurso para calentarnos, protegernos, cazar y cocinar, malear metales, combatir enemigos y habilitar áreas para la instalación de cultivos.

El Banco Mundial y el Consejo Federal de la Hidrovía ¿Quién elaborará los pliegos de la licitación?

El Banco Mundial y el Consejo Federal de la Hidrovía ¿Quién elaborará los pliegos de la licitación?
COMENTAR
COMPARTIR

La licitación para una nueva etapa del dragado y mantenimiento de la hidrovía ríos Paraná-Paraguay es uno de los proyectos de mayor envergadura que tendría que llevar a cabo el gobierno de Alberto Fernández. Los montos de dinero que está en juego suscita todo tipo de teorías especulativas alentadas desde el propio gobierno toda vez que la versión oficial del proyecto es un ruidoso silencio.